ALGO INOLVIDABLE - BEHOBIA 2017

Desde Mayo ha sido demasiado tiempo para pensar en algo que no me habría planteado si no hubiera sido por pertenecer a esta locura de club.

Pero las dudas no debían de ser muchas, porque cuando Pura Vida empezó en Octubre a mandar audios, el mundo se me cayó encima.

¿Dios pero dónde me he metido? A ver ¿quién dijo que nos podíamos apuntar a la Behobia? , mejor no digo nada porque igual fue cosa mía, pero vamos que al que me puso la pistola en la cabeza para que me apuntara me lo cargo, bueno no porque ha sido LA MEJOR EXPERIENCIA QUE HE TENIDO NUNCA.

Audios de Pura Vida, muy recomendables por cierto:

“llevaros ropa para tirar, llevaros dinero, llevaros gorra, llevaros zapatillas de repuesto, no te lleves ropa que abrigue para correr…” y así un sinfín de recomendaciones a las que no hicimos caso hasta el día  11 de noviembre, que las dudas se convierten en necesidades vitales, para poder realizar la carrera.

 

-¿Pura Vida, para qué nos tenemos que llevar ropa vieja? ¿Pura Vida, para qué necesitamos dinero para correr? ¿Pura Vida si hace frio qué me pongo? ¿Pura Vida……..

Y por fín descubrimos por qué teníamos que escuchar a Pura Vida.

 

Sabado 11 de noviembre mi cama es el armario de la Barbie deportista, y en mi pasillo hay un surco de  5cm. de los viajes que he hecho a ver si me faltaba algo, sobre todo el dorsal, de hecho lo miré tantas veces que creo que si ahora mismo me piden el DNI les doy el dorsal.

Habíamos dicho de ir pronto a dormir porque el bus salía a las 15.45, pronto fueron a las 11.30, no sin antes volverme a levantar de la cama y mandar un whatsapp a Ana Trigo (que sí estaba durmiendo) para decirle que me pegara un toque a las 3 de la mañana por si acaso.

Suena el despertador, estoy cardiaca perdida pero aun así me acuerdo de decirle a Ana que me he despertado.

Manolo corre que no llegamos, Manolo coge la mochila, Manolo venga vamos , madreeeeeeeee me habré dejado algo (el dorsal no seguro).

Llegamos al autobús, y parecían las 8 de la tarde ya no había sueño en nuestros cuerpos solo nervios e incertidumbre sobre los audios de Raul (serían verdad o nos estaba gastando una broma)

Aunque parecía que la ida iba a ser una locura, todos éramos conscientes de que había que echar una cabezada así que en cuanto cogimos sitio poco a poco todo fue calmándose hasta que el que más o el que menos  pudo echar un sueño.

Era el cumpleaños de Yoli la mujer de Guti y en la parada a desayunar,  ella y nuestra galga Vanesa  nos obsequiaron con unos exquisitos bizcochos caseros que estaban cojonudos.

Volvimos al bus y los que pudieron siguieron echando un sueño hasta Behobia (la cosa estaba tranquila) hasta que llegamos al lugar de salida donde la policía nos dejó parar para poder organizarnos y bajar del bus, despedida de nuestra clá y a la batalla….

No me imaginaba el sitio donde íbamos a esperar durante más de 3 horas hasta nuestra salida, era un polígono con licorerías, estancos, joyerías, tiendas de ropa (vamos que no sé para que me llevé mochila).

Nuestra Rocio había pasado el día anterior en San Sebastían por lo que cuando la vimos nos alegramos como si fuera un familiar que hacia 7 años que no habíamos visto.

Nos metimos en una cafetería con 3 horas por delante pero parecía que nos faltaban 5 minutos para la salida, todos cambiándonos de ropa, la que Pura Vida nos había recomendado en sus audios, “llevaros ropa para tirar” pues allá que vamos a lucir nuestras mejores galas de pintores, barrenderos, la ropa del aguelo que se murió, … y organizando la mochila con la ropa que nos acabamos de quitar para cuando acabemos la carrera.

 Marta por cuarta vez entra y sale del bar, no sabemos a quién busca , tiene un mar de dudas y ya nos hace dudar a los demás hasta de cómo nos llamamos. Más Octavus aparecen por el horizonte, Ruben, Laura y Sobreviela, otra alegría de reencontrarnos con la familia.

Hasta las 9.30 había de tiempo para dejar las mochilas (que recogeríamos en meta) y nosotros que somos un poco caga prisas a las 8.30 ya las habíamos dejado.

Y allí estábamos divinos de la muerte, esperando nuestro turno de salida y sobre todo haciéndonos fotos y disfrutando de este rato con el resto de los compañeros , ya que una vez que dieran el pistoletazo de salida no sabíamos lo que iba a suceder , por mucho que nos hubieran contado.

Vemos el cartel de las 11.16 mi hora de salida, cada uno tenía su horario y de algunos ya nos habíamos despedido, pero ahora me tocaba a mi, hay tanta gente  que solo espero no quedarme sola antes de salir, cojo de la mano a Rocio y Amparo (como diciéndoles no me dejeis nunca, os  quiero, pero acompañarme al menos este km hasta la línea de salida) nuestro grupo se ha dividido, espero no perderme yo, pero poco a poco nos vamos reencontrando para salir juntos,  todo el mundo se va quitando la ropa  y colgándola en la vallas que hay a lo largo del recorrido hasta la salida.

 Desde el km 0 es un sin parar de público de todas las edades y nacionalidades dándonos ánimos, llamándonos por nuestros nombres, sonriendo al vernos pasar, disfrutando de nuestra carrera tanto como nosotros. Qué alegría desprenden,  lo inundan todo y te van llevando en volandas todo el camino.

Los primeros 5 km acompañadas  de nuestros escuderos: Tomás, Oscar, Borre y Carmelo, pero ahí que apareció la primera cuesta interminable, y empezamos a separarnos, Marta y Amparo se van de avanzadilla (están fuertes las tías), el pelotón seguimos a nuestra marcha, pero aún así cuando empieza la cuesta abajo Yolanda y Carmelo cogen los patines y vuelan.

Mi miedo a que me dé el dolor en el costado me hace no pretar mucho y disfrutar de la carrera con mis compañeros.

Mi querida Rocio se queda un poco más atrás,  eso sí, flanqueada por Tomás y Oscar sus más fieles acompañantes en esta carrera.

Yo continúo con el super matrimonio Borre, a los cuales desde aquí agradezco la compañía durante este maravilloso espectáculo de gente y color.

Pasaban los km y nuestro aprovisionador Borre, nos acercaba los avituallamientos a las manos, para que no nos faltara de nada.

Seguíamos acompañados de la alegría del público, pero en el km. 16 ante nuestros ojos y sobre todo ante nuestras piernas, aparece un pico como el Himalaya o poco menos,  me vengo abajo (os recuerdo que es mi primera media) me dolían muchísimo las rodillas, pensaba que no la iba a terminar, pero a lo que me dí cuenta ya estábamos arriba y como siempre la gente te anima con “vamossss que ya está que no te queda nada, aupa, aupaaaaaaaaa” y como siempre, los corredores que nos lo creemos .

Ya vemos el boulevard de San Sebastian, aquí acaba la carrera, no veo a nadie de nuestros supporters,  la verdad es que imporsible reconocerlos entre tanta gente, pero sí oírlos, sobre todo un sonido, el inconfundible grito de Ana Trigo, SIIIII, ahí está nuestra gente chicos, si ya veo el arco de meta venga hay que sprintar (dice Borre) y de cabeza que vamos todos, y nos  emocionamos  y ….NO,  no es la meta hay como 500 metros de arcos de meta , pero cuál es el bueno, por si acaso ya no paramos , venga  si total todo el mundo nos anima, ya no podemos parar, antes morimos, vengaaaa a por la MEDALLA DE BEHOBIANOS.

He volado muy conscientemente durante  20 km. La felicidad me embarga, he hecho mi primera carrera larga, en una inmejorable compañía y en un sitio maravilloso.

Escribo esta crónica porque no espero olvidarme nunca de este día, pero por si esto ocurre que este escrito me haga recordar una y mil veces este increíble día en compañía de mi familia Octavus y mi querido esposo que una vez más me ha acompañado en mi aficción no compartida pero siempre súper valorada por él.

Ya no cuento las risas de la comida porque ya sería extenderme demasiado , pero quiero que esto se repita , así que os espero a todos y a muchos más en Behobia 2018  (en especial a mi Mamen, te he echado mucho en falta hoy mi compañera y gran amiga)  .

Gracias a todos por formar parte de este día de mi vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Imagen de Rocio_Matito

Ha sido una experiencia genial! Haberla disfrutado juntas y junto nuestro gran equipo aún la hace más enriquecedora!!! El caso es que igual te da San Sebastián que Utebo sabes disfrutarlo todo y hacer que los demás estén a agustisimo!! :)

UNa super luchadora que no se rinde!!Eva, te lo has ganado con tu esfuerzo!!Ha estado genial, una experiencia que no se me olvidara facilmente. Gracias por contarlo y estar ahi!!

 

 

 

Páginas