Blog de Jonathan

Liberad a Willy 3

Después del triatlón de Cambrils, las buenas sensaciones que tuve (aunque fuera un supersprint), y los ánimos que tuve de los bicharracos del club (Antonio, Raúl, Paulino, Rubén, Juanillo, Javi, Roberto) y mi gran amigo Calavia (sprint), que estuvieron luchando en el Olímpico, sufro una garrampa en el cerebelo y me pongo a mirar fechas para los próximos triatlones.

Como no… sale la figura de Pedro Jarabo, que me dice que hay uno en L’Hospitalet de L’Infant, que está cerca de la zona de veraneo…época de vacaciones… “nos apuntamos al sprint”!!.

La primera vez duele (y mucho)

Domingo, 19 de febrero de 2017.

Joooder!!, que larga se me ha hecho la noche!. He dado más vueltas que el 22. Lydia me dice que me esté quieto que parece que está en el Dragon Khan!. Si es que no puedo!!.

Estoy más nervioso que una monja con retraso!!.  

Por fin voy a desvirgarme en un duatlón. Y en mi pueblo!!.

No puedo más. Me levanto y bajo a vestirme para ir al  Ayuntamiento y echar una mano a montar lo que falta; así me distraigo un poco.

Estoy muuuu locooo!!!

Viernes, 3 de febrero de 2017; se me va la pinza, y me apunto a una 10k. Vengahíííí!!!. Yo que tengo menos fondo que una lata de berberechos

Pue eso… hace tres meses me propongo empezar a correr, con el objetivo de hacer, lo más dignamente posible, el duatlón de Utebo.

El primer día, no llego a las pistas de tenis (mi casa está a 400 metros). Empezamos bien; dónde vas piltrafilla?, cómo vas a correr el duatlón si no aguantas ni dos minutos corriendo?.

Páginas